UN COACH EN SU EMPRESA

UN COACH EN SU EMPRESA

empresa2

Un  programa de coaching está especialmente diseñado para ayudar a las personas a potenciar su rendimiento en momentos de cambio organizacional. Se trata de una disciplina que permite aumentar el rendimiento en el trabajo capacitando a su personal en la proactividad en lugar de la administración mientras busca mejorar la calidad de vida y posicionar al individuo en un aprendizaje permanente.

PARTICULARIDADES Y EFECTOS

El coaching es una herramienta fundamental para el desarrollo de un nuevo paradigma organizacional. Es una metodología orientada a trabajar con individuos para obtener resultados en sus vidas o en sus empresas que no pudieron conseguir por sí mismos y están comprometidos a lograr.

Esta disciplina se basa en el vínculo comprometido y responsable entre dos personas: -el coach (entrenador) y el coachee (entrenado)- , en la que ambos operan, esencial pero no excluyentemente, con herramientas conversacionales, es decir, basadas en el diálogo. La finalidad de esta relación es el crecimiento del coachee en un área previamente consensuada, donde el coach funciona como "socio facilitador" del aprendizaje.

Como primer beneficio, el coaching apunta a potenciar el rendimiento en momentos clave de una organización, por ejemplo en situaciones de cambio corporativo.

Además, facilita la comprensión y aceptación del cambio, y habilita espacios de aprendizaje que permiten reducir el costo emocional que genera un momento de inestabilidad, ampliando así las posibilidades de acción efectiva.

La intervención de un coach profesional, en grupos de trabajo o en trabajo personal sobre los directivos, está transformándose rápidamente en una ventaja competitiva de la organización.

¿PARA QUÉ PUEDE SERVIR EL COACHING EN UNA ORGANIZACIÓN?
  • Facilita que las personas se adapten a los cambios de manera eficiente y eficaz.
  • Moviliza los valores centrales y los compromisos del ser humano.
  • Estimula a las personas hacia la producción de resultados sin precedentes.
  • Renueva las relaciones y hace eficaz la comunicación en los sistemas humanos.
  • Predispone a las personas para la colaboración, el trabajo en equipo y la creación de consenso.
  • Destapa la potencialidad de las personas, permitiéndoles alcanzar objetivos que de otra manera son considerados inalcanzables.
  • Permite a la gente encontrar sentido y valor en su función y trabajar motivada y con responsabilidad
  • Contribuye a clarificar los objetivos de la organización y planificar estratégicamente las metas.

Si quieres saber más contáctanos y podremos pautar una cita para el diagnóstico de tu organización.