Me Amo para Amarte

Juntos lo hacemos mejor
31 julio, 2017
De lo personal a lo colectivo. Cultura Organizacional
31 julio, 2017

Me Amo para Amarte

Piensa por un momento en el armario de tu cocina, abres cada gaveta y se encuentran vacías, buscas que comer y no hay nada. De repente alguien toca la puerta y trae una pizza, ofrece compartirla contigo, y claro, como tú no tienes nada más para comer te parece estupendo comer esa pizza. Al día siguiente te vuelven a ofrecer la misma pizza, una vez más al no tener nada en tus gavetas, la pizza te parece que está bien. Pasada la semana te ofrecen la pizza con algunas condiciones y cada vez las condiciones son mayores y la pizza sigue siendo la misma, el costo de comer esa pizza se va convirtiendo en algo realmente alto….Pero claro, como tus gavetas están vacías, terminas accediendo.
Cuando hablamos de relaciones de pareja la suma de las partes es mayor que el todo, ahora si una de las partes está vacía, sin amor propio y resignado a recibir solo lo que la otra parte condiciona a dar, entonces el costo de tu aceptación se convierte en un verdadero sacrificio.
El verdadero amor parte de la independencia afectiva, es amar tanto que te dejo en libertad y sé que vuelves a mí no por necesidad sino por deseo. Cuando estoy lleno de amor, seguridad y paz conmigo mismo, solo ahí puedo dar todo aquello que para mí es normal, natural. Cuando mis “gavetas” emocionales están llenas de vida, alegría, respeto entonces no me conformo con migajas de amor condicionadas.
Si sientes que estás en una relación donde tus valores, tu estabilidad emocional y tu amor propio no son aquello que tu consideras adecuado y positivo, puede ser que sea el momento de abandonar el empeño, saber soltarse, deponer las armas, reconocer las señales de tensión en el cuerpo cuando lo que vivimos no nos produce satisfacción ni nutre a la pareja. Porque una pareja mantiene su sentido mientras sigue siendo nutritiva y creativa. Como decía Frida Kahlo: “Donde no puedas amar, no te demores”. En ese caso, hay que afrontar, mejor temprano que tarde, la ruptura. Y el valor y el arte para la ruptura son tan cruciales como el coraje y el arte para la unión. Hay que hacer como el árbol que en otoño suelta sus hojas porque sabe que necesita fuerzas para el invierno y en la primavera las volverá a tener, nuevas, limpias, llenas de vida. En las relaciones de pareja, rendirse cuando no es una relación sana significa dejarse llevar en brazos de una voluntad más grande que la propia, de un destino mayor, para que el dolor sea posible y nos dirija en otra dirección. Rendirse es el acto más humano de todos, porque nos enseña los límites, aquello que se nos posibilita y aquello que se nos niega; aquello que no es posible a pesar del amor y aquello que es posible más allá del amor.
Una vez tomada la decisión comienza la tarea más hermosa que te hayas trazado en tu vida, es la de amarte tanto que se desborde y todo lo que está a tu alrededor florezca y crezca de la misma manera que tú. El comienzo se da desde algo muy básico, pero que se nos olvida muy seguido: amarme. Porque sólo si me amo a mí, puedo dar amor a todos los que me rodean. Sólo si me amo a mí, puedo saber realmente qué es el amor.
A continuación te dejo algunas ideas para ir construyendo ese amor personal, mágico, único que solo es tu responsabilidad lograr:
Primer elemento:
LA INTENCIONALIDAD, al desear algo nos concentramos y colocamos todos nuestros recursos en aquello que elegimos crear, esto es lo que llamamos la creación consciente.
Segundo elemento:
LA INTERIORIZACIÓN, en el momento en que te conviertes en lo que deseas, das vida a una profecía que por su naturaleza tiende a cumplirse. A veces hay que contar los polluelos antes de que salgan del cascarón, o puede que si no, no salgan…actúa “como si”.
Tercer elemento:
EL SINCRONISMO, formular un deseo y darle vida es una señal clara para el universo, somos seres vibracionales, nuestro cerebro trabaja con ondas vibracionales que conectan con nuestras emociones y estas a su vez con nuestros órganos vitales, todo en mágica armonía crean el equilibrio perfecto entre cuerpo/mente /alma que finalmente son la proyección que das al universo.
Cuarto elemento:
LA MAESTRÍA, coherencia entre tu creación y la disciplina del día a día para crear el hábito, haciendo posible lo imposible.
Ahora comienza la segunda etapa de este proyecto…. VIVIR PLENAMENTE SIENDO TU PROPIA CREACIÓN!!!
Amarte es la aventura más segura y eterna que jamás te abandonará…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *